Dos leyendas del motociclismo, renacen

DOS LEYENDAS DEL
MOTOCICLISMO, RENACEN

Para nadie es un secreto que la década de 1960’s marcó un hito en la historia; los jóvenes de esa generación comenzaron a reclamar su libertad y derecho a la autoexpresión; fue entonces cuando movimientos como el hipismo comenzaron a aparecer por todo el mundo, haciendo que esta década pasará a la historia como la  que dio inicio a la rebeldía, la libertad y la autoexpresión.

El motociclismo no fue ajeno a estos cambios, y durante esa época también surgieron grandes movimientos – o culturas – que siguen vivas hoy en día, y que simplemente se niegan a desaparecer.

Vamos a contarles cómo dos historias paralelas que tuvieron orígenes en dos continentes diferentes durante la década de 1960’s, nos traen hoy a México dos leyendas del motociclismo, con dos historias increíbles unidas por el mismo hilo: la pasión por el motociclismo. Les hablamos de las Twins de Royal Enfield: una Café Racer y la otra Roadster, ambas impulsadas por el mismo motor 650cc bicilíndrico que está redefiniendo el futuro de nuestra marca a nivel mundial.

LA CULTURA CAFÉ RACER EN EUROPA

Luego de la segunda guerra mundial, los jóvenes europeos – y en especial los británicos – se encontraban empleados nuevamente, la economía se estaba recuperando y lo peor había quedado atrás. Sin embargo, muchos de estos jóvenes, ahora con algo de dinero y tiempo libre, comenzaron a buscar nuevas formas de autoexpresión y libertad, y las encontraron en las motocicletas. Por ese entonces ya eran populares las carreras de motos, muchas de las cuáles hoy siguen vigentes, como  “El TT de la Isla de Man” y el “ISDT” (International Six Days of Trials) o los seis días de Enduro como se conoce actualmente. 

Sin embargo, conseguir motos de carreras en esa época (e incluso actualmente) podría resultar bastante costoso, al igual que participar en esas carreras era algo que se hacía sólo una vez al año; por lo que aquellos jóvenes rebeldes, conocidos como Rockers, por su amor al Rock’n Roll y las chamarras de cuero, decidieron comenzar a fabricar sus propias motos de carreras en sus garajes.

Rockers con sus motos y vestimenta característica

El procedimiento era simple: ellos compraban una moto estándar de la época, una moto de serie bastante normal; luego la llevaban a su garaje, le quitaban todas las partes que hacían la moto más pesada pero que no eran útiles a la hora de mejorar el desempeño, y en el mercado compraban partes y componentes para hacerla lucir como una moto de carreras: un tanque largo y esculpido, manubrios tipo clip-on de carreras, modificaban el escape y los posapiés, para que éstos no fueran a tocar el piso al inclinar la moto al tomar una curva.

Una vez las motos estaban listas, estos jóvenes solían reunirse en algunos cafés ubicados en las autopistas, para escuchar Rock’n Roll, hacer apuestas y hacer carreras entre cafés, de ahí sale el nombre “Café Racers”, ya que corrían entre café y café. Otra de las modalidades usadas por los Café Racers era poner un disco en la rockola, ir hasta cierto punto en sus motos y regresar antes que la canción finalizara. Si esto lo encuentras emocionante, recuerda que las carreras en la ciudad son ilegales, por lo que estos jóvenes tenían doble nivel de adrenalina (si se puede decir): la generada por la competencia en sí, y la que debían sentir por estar haciendo algo ilegal.

Royal Enfield, que en ese entonces aún tenía su fábrica de producción en Redditch, Inglaterra, veía cómo los jóvenes de su país se involucraban cada vez más con esta creciente cultura y cómo crecía este movimiento por toda Europa. Fue por esto que en 1965 se decidió lanzar la primera motocicleta tipo Café cien por ciento de serie: la legendaria Continental GT 250cc. Con este modelo ya los jóvenes británicos no tenían que comprar una moto de serie o estándar y convertirla en una versión Café Racer en su garaje, esta vez, la motocicleta ya venía con todo el estilo y el diseño de una verdadera Café Racer. Se dice que la Continental GT 250 cc de 1965 era la motocicleta de 250cc más veloz del Reino Unido en ese entonces.

Continental GT 250 de 1965 en las calles de Londres
Aviso de 1965 hablando sobre la Continental GT 250cc de Royal Enfield

Durante su lanzamiento en noviembre de 1964, un total de cinco motociclistas fueron invitados a un ride denominado “Top to Tip” que cubrió, en 5 etapas, toda la isla del Reino Unido desde su punto norte más extremo (John o’ Groats) hasta su punto sur más extremo (Land’s End), y durante el recorrido también le dieron ocho vueltas al legendario circuito de Silverstone. Definitivamente Royal Enfield marcó una época con su primer Café Racer, la Continental GT 250cc de 1965.

Publicación original de 1964 del viaje “Top to Tip” sobre confiabilidad de la Royal Enfield Continental GT 250cc

Sin embargo, la emoción no duró mucho; en el año de 1967 la fábrica de Royal Enfield en Redditch – Inglaterra cierra sus puertas y la fabricación de la marca se establece por completo en India, lo que hace que las exportaciones a Europa se vean muy reducidas. Entonces se deja de comercializar la Continental GT 250cc, y con ello se ponía fin a una era dorada del motociclismo británico para la marca.

En el año 2014, 50 años después del lanzamiento de la Continental GT 250cc en Inglaterra, la marca decide relanzar la emblemática Continental GT, pero esta vez con un motor monocilíndrico de 535cc. Este lanzamiento – o relanzamiento – se da gracias a la creciente demanda de motos tipo Café Racer que comenzaba a resurgir muy fuerte en Europa, pero que se extendía por todo el mundo. 

La Continental GT 535cc conservaba la misma esencia de su predecesora de 1965, pero ahora contaba con un motor más grande y con mucha más tecnología: inyección electrónica de combustible, frenos de disco en ambas ruedas (Brembo), amortiguadores traseros italianos (Paioli), un nuevo motor, etc; pero conservando el ADN de una Café Racer purasangre.

Continental GT 535cc lanzada en 2014

Para su lanzamiento en 2014, Royal Enfield eligió nada menos que el emblemático “Ace Café” en Londres, uno de los lugares más icónicos y reconocidos de la cultura Café Racer a nivel mundial. Pero esto no es todo, para conmemorar el lanzamiento que se había tenido 50 años atrás, la marca decidió también hacer el mismo recorrido “Top to Tip” que se hizo durante el lanzamiento de la Continental GT 250cc en noviembre de 1964, pero esta vez su recorrido se hizo en 20 horas y 47 minutos, casi 2 horas menos que su marca de hace 50 años.

Continental GT 535cc en el Ace Café en Londres
Continental GT 535cc en “Land’s End”, el punto más al sur del Reino Unido durante su lanzamiento en 2014

Como dato curioso, John Cooper, uno de los 5 invitados en hacer el recorrido original en 1964, también formó parte del nuevo grupo en 2014, haciendo el mismo recorrido, 50 años después, en la nueva generación de Continental GT.

John Cooper, único participante de las dos ediciones “Top to Tip”

La Continental GT 535cc estuvo en producción hasta el año 2018, cuando Royal Enfield decide lanzar una nueva generación de este emblemático modelo, esta vez usando un motor bicilíndrico de 648cc, con mucha más potencia que sus antecesoras, y ahora con mucha más tecnología: inyección electrónica de combustible, frenos ABS de doble canal, embrague anti-rebote (slipper clutch), y un motor con contrabalanceador, y árbol de levas en la cabeza para operar las 4 válvulas por cilindro que tiene esta nueva moto.

Con este nuevo lanzamiento, Royal Enfield pone en el mercado la tercera generación de su Café Racer, la Continental GT. Pero esta vez con un motor mucho más potente que sus predecesoras, mucha más tecnología, pero sin perder la esencia de lo que debe ser una verdadera Café Racer.

Continental GT 650 Twin

La nueva Continental GT 650 es ideal para todos aquellos amantes de las motos clásicas deportivas, aquellos quienes busquen una moto con mucho estilo y además mucha historia. En México, este tipo de motos cada vez son más populares, hay una creciente cultura por customizar motos y las de tipo Café Racer no se quedan por fuera. Su motor es bastante suave y entrega la potencia de una manera muy dócil, es apta tanto para principiantes como para motociclistas más experimentados. Tiene una gran entrega de torque desde muy bajas RPM, haciendo de cada viaje una experiencia única y muy divertida.

Continental GT 650 Twin

LAS BIG TWINS Y FLATTRACKERS EN AMÉRICA

Mientras en Inglaterra y varios países de Europa crecía la cultura Café Racer, con motos muy ligeras, delgadas y potentes; en Norteamérica las motos más grandes, pesadas y voluminosas se abrían paso entre los jóvenes. Esta cultura fue especialmente fuerte en la costa oeste norteamericana. Por toda la costa se podían ver rides de grupos de motociclistas amantes de las motos de viajes, por su gran potencia y apariencia robusta. Motos que eran bastante cómodas tanto para conducir en la ciudad como para pasar horas sobre ellas viajando por la costa y disfrutado los hermosos paisajes que el oeste norteamericano ofrece.

Esa época de hippies y la cultura surf también llevaron las motos a las playas californianas. Allí los jóvenes sentían la libertad al límite al poder salir de las grandes ciudades en sus motos hacia las playas, para luego disfrutar de una tarde de surf, una fogata en la playa y una noche de música con sus amigos.

Si bien las motos eran usadas principalmente durante viajes de recreación, por esa misma época se hicieron bastante populares las carreras en el desierto, las competencias de Flat Track.

Competencia de Flat Track 1960.

Royal Enfield, también vio una gran oportunidad para ingresar al mercado norteamericano, y para ello lanzó la Interceptor 700cc. Una motocicleta que cumplía con todos los requisitos que buscaban los jóvenes norteamericanos de los 60’s. Un motor grande y poderoso, una motocicleta robusta y cómoda para viajar. Pronto los jóvenes norteamericanos comenzaron a acogerla y las ventas comenzaron a crecer rápidamente.

Es importante aclarar que esta motocicleta Royal Enfield la lanzó principalmente para el mercado de exportación, y más específicamente para el mercado norteamericano. Las ventas de la Interceptor 700cc se concentraron muy fuertemente en la cosa oeste, especialmente en California.

Rápidamente las ventas comenzaron a crecer, y pese a sus excelentes capacidades para realizar viajes y salir a disfrutar las rutas, los jóvenes tenían en mente muchos otros planes para aquella motocicleta británica. Pronto comenzaron a usarlas, además de los recorridos de disfrute por las costas californianas, en competencias de Flat Track y competencias en el desierto, y los resultados no se hicieron esperar. Royal Enfield con la Interceptor comenzó a ganar carreras y campeonatos como el “Big Bear” y el “T.T Scrambles”

Victoria de Royal Enfield en Cycle Magazine, Junio 1960
Jim Goldsmith sobre una Interceptor Cycle Magazine, Junio 1960. Foto:

Desafortunadamente cuando la fábrica de Royal Enfield en Redditch – Inglaterra, cierra en 1967, la producción de la Interceptor 700cc cae drásticamente hasta que cesa por completo en 1970. Desde que la marca se estableció en definitivamente en India, no se volvió a fabricar esta legendaria motocicleta y la marca se enfocó en motores monocilíndricos por debajo de los 500cc.

Este motor Twin fue el último motor bicilíndrico que tuvo en producción Royal Enfield, hasta el año 2018, cuando la marca lanza al mundo una nueva versión de su motor Twin, que se encargaría de reescribir la historia presente de la marca a nivel mundial.

En Septiembre de 2018, luego de más de 5 años de diseño y pruebas alrededor del mundo por más de 100.000 Km, Royal Enfield le anuncia al mundo el lanzamiento de las nuevas Twins, la Continental GT 650 y la Interceptor 650. Ambas motos inspiradas en sus predecesoras de la década de 1960’s, pero con tecnología moderna, mejores materiales y un motor diseñado completamente desde cero.

Este nuevo motor, es el propulsor de la nueva Interceptor 650. Una motocicleta que si bien está inspirada en la Interceptor 700cc de 1960, es una moto que se construyó desde cero. Es una motocicleta pensada para hacer viajes en moto y es la compañera ideal también para el día a día en el pesado tráfico de las grandes ciudades. Además gracias su diseño atemporal, es una motocicleta que siempre estará vigente y nunca pasará de moda. A cualquier parte dónde llegues en tu moto, ésta seguramente se robará varias miradas.

Este nuevo motor Twin de 650cc, te garantiza gran diversión en todo el rango de RPM. Tiene una potencia de 47 Hp y un torque de 52 Nm, pero lo bueno es que vas a poder disfrutar todo esta potencia y torque desde que abres el acelerador. Estas Royal Enfield no son las máquinas más rápidas del planeta ni las mas potentes, porque en Royal Enfield creemos que aún hay espacio para motos más simples, sencillas de usar, poco intimidantes y aptas para cualquier persona, ya sean personas que apenas comienzan en el mundo de las motos, como para los expertos.

Estamos seguros que en México las Royal Enfield Twins tendrán una gran acogida gracias a su versatilidad, especialmente la Interceptor 650 que gracias a su cómoda posición de manejo es ideal para hacer viajes en motocicleta.